tambormagua2 (2)
Bárbara Rodríguez Beiza, “Adde Oñi Laye” pasó a la historia de nuestra religión por ser la primera persona en nuestro país en tocarles a sus santos con un tambor de guerra
  • Por: Víctor Moya

El pasado 4 de Diciembre retumbó por primera vez en Venezuela los Tambores Macagua, en el sector de Flor Amarillo en Valencia estado Carabobo. Específicamente en la residencia de la Iyalosha Bárbara Yobrina Rodríguez Beiza, “Adde Oñi Laye”. Tenemos que decir que esta linda sacerdotisa es muy apegada a nuestra ética y religión, ella ha consagrado 33 Yoko Osha, además nuestra hermana viene siendo representada por un gran maestro de nuestra cultura, igualmente es montador de Yemayá y Azojuano, él es Luis Enrique La Rosa “Omi Aro”. Tenemos que mencionar que este sacerdote es Obba Oriaté y maneja muy bien todo lo relacionado con nuestras tradiciones debido que es un estudioso e investigador de todas las religiones africanas.

[masterslider id=”31″]

Conversamos con Bárbara Yobrina Rodríguez Beiza, “Adde Oñi Laye”, y ella nos dijo que este tambor lo están dando ella y su ahijada Lucía Cossio “Adde Azara Ibu” para librarse de todas las guerras y los osogbos, que pululan en la nación. Además para agradecer las bendiciones recibida de Shangó, destacando además que con este Tambor Macagua, ella quería consolidar las relaciones con todos sus ahijados y familiares. Allí pudimos ver a innumerables sacerdotes de diferentes casas de santo del país, quienes acudieron a ese Bembé a bailar por primera vez, con el Tambor Bembé Macagua “Obba Oni Ara To Laye”. Este tambor nace el primero de Mayo de este año, en el sector los simpson en un barrio de Matanza Cuba, en el cabildo Hijos de “Nylo Niye” lo entrega Riki Riki “Oggun Nike” al señor Oluwo Siguayú Pedro Pepe Peña; tenemos que escribir en los anales de nuestra religión este maravilloso toque que pudimos disfrutar gracias a la Iyalosha “Adde Oñi Laye” y a su ahijada Lucía.

Al son del repique y a través del llamado majestuoso, que interpretaba los músicos integrantes de este Tambor Bembé Macagua, fueron entrando en trance los montadores de las deidades invitadas, Shangó bajó en su hijo el “popular cacao” el original “Obba Toki” Henry Joel Liendo, Obatalá hizo lo propio en su hijo Abile Omony “Baba Ilu Aña”, Elegguá Omar Blanco “Eshu Atelu”, “Azo” bajó en su hijo Luis Enrique de Las Rosa “Omi Aro” y tenemos que decir que la fuerza con ese tambor era impresionante que muchos de los presentes se montaron. Este tambor no es como un añá, mis hermanos allí baja tanto Osha, como Eggun, hay que estar muy pendiente del mambo, como dicen por allí, a este tren nadie lo detiene, ni que le den azúcar.
En este momento histórico conversamos con el señor Oluwo Siguayú Pedro Pepe Peña; quién nos dijo “Tambor Bembé Macagua es un conjunto de tambores formado por cuatro, es uno de los más antiguos de la Ciudad de Matanzas. El Macagua más popular de la ciudad perteneció al nombrado Cheo Shangó (Ahijado de Felipa Calderón y Obamboshé y nieto de Arabia Oviedo “Shangó Bi”), quién además fue un gran bailador de santo, según testimonios de criollos de la época. Éste Bembé llega a manos de Cheo Shangó a través de Aurelio mejor conocido como “Titi” Angarica quien tenía el tambor en su posesión desde el siglo XIX. Este se lo dona a Cheo y lo instruye en los ceremoniales asociados con dicho tambor. Para los matanceros, el Macagua es un “tambor de guerra” perteneciente a Shangó, el cual los Olorishas tocan cuando padecen de periodos de turbulencias y dificultades. Esta reputación viene a consecuencia de la posible participación del tambor en alguna de las muchas rebeliones de esclavos que se agitaron en la provincia de Matanzas a partir de 1825. Destacó además Pepe que existe distinto tambores Bembé, pero él quiso hablar de su tambor, que tienen la caja, la mula, el cachimbo y el bajo, este bajo es un adicional que le hicieron con los años para identificarlos de los demás. Tenemos que decir mis hermanos que al escuchar este tambor al más pintado se les paran los pelos de punta debido a la fuerza del mismo. Mil bendiciones a Bárbara, a su padrino Omi Aro, y a todos sus ahijados, por invitar a la revista Ebbó Esotérico a este gran Bembé que hace historia en nuestro país.