Jennifer Ramos

Recientemente la iyalosha Jennifer Ramos “Agbe Osha” le rindió honores a su Shangó. Tenemos que mencionar que “Agbe Osha” es una sacerdotisa de amplio conocimiento y respetuosa de nuestra religión, quien junto a sus ahijados e hija María Rodríguez “Omilaza”, disfruto de este gran Bembé que le daba al dueño del rayo.

La celebración se realizó en una linda casa en el litoral central del Estado Vargas, y estuvo organizada por el equipo del  Oloshas  José Gregorio Rodríguez “Eshu Okan Oñi”,  quien además es el padrino de Jennifer Ramos “Agbe Osha”, quienes diseñaron un trono de colosales dimensiones, idóneo para tal ocasión. Los invitados especiales: Obadavid González “Eshu Oñi Aye”,  Anthony Macías “Igba Owo”, Cristal Salazar “Baba Adde”, Fátima Salazar “Omi Adde Laye”, Dixon Escalona “Adde Obba”,  Bárbara Acosta “Ewin Lety”, Miguel Acosta “Olomidara”, Ana Leal “Eshu Adde Tokumbo”, Namelis Perdomo “Eshu Nilli, María Fernanda Perdomo “Oke Bi Yonzon”, Yeglit Perdomo “Bobalaina”, Morangel Perdomo “Iya Fefe”, Johana Macías y José Antonio Macías.

[masterslider id=”8″]

Fue una fiesta por todo lo alto,  la alegría de la anfitriona “Jennifer Ramos “Agbe Osha” llenaba todo el ambiente, al que  asistieron  lagwas de varias casas religiosas que hacen vida en todo el país.

En unas breves palabras que sostuvimos con Jennifer Ramos “Agbe Osha”, dijo que quería agradecer públicamente a sus ahijados y padrinos por tan grandiosa celebración para su Shangó y aprovecho de mandar a través de esta revista un reconocimiento especial a su Baba Olosha  José Gregorio Rodríguez “Eshu Okan Oñi” quien siempre la ha premiado con su cariño y respeto. Puntualizó Jennifer, que ella está muy agradecida por ser hija de este gran orisha que es Obatalá, destacó nuestra amiga, que su padre la quiere de verdad al premiarla con su gran familia, asimismo le ha dado unos ahijados y ahijadas maravillosos. Solo le pide a Oloddumare la siga bendiciendo y llenándola de sabiduría para seguir compartiendo esas enseñanzas con su familia

Los tambores estuvieron a cargo de un selecto grupo quienes sonaron magistralmente ese día.  Cabe señalar que esta fiesta “Fue muy exquisita” los repiques de los tambores despertaron la alegría de los presentes, quienes disfrutaron hasta más no poder. Tenemos que agregar que el trono y todas las delicateses  fueron preparados por un equipo de profesionales.

Desde esta Revista felicitamos y pedimos a los Orisha que los favorezca con salud, prosperidad y alegrías.